Contracturas
Principal Mapa Web Webmaster Català
Principal
Arriba
Consejos Espalda
Cervicalgia
Rectificación
Esguince
Dorsalgia
Lumbalgia
Hernia Discal
Sd.Facetario
Escoliosis
Contracturas
 



STOP PAIN

Campaña Contra el Dolor


DE INTERÉS

Consulte con nuestros especialistas las posibilidades reales de tratamiento del dolor. No renuncie a conseguir una mejor calidad de vida.


CONTRACTURAS MUSCULARES

 

Una contractura muscular consiste en el aumento del tono muscular de manera persistente e involuntaria. En algunos casos, se debe a un exceso de trabajo del músculo o sobreesfuerzo, y es limitado a ese músculo o grupo muscular. Pero cuando hablamos de la columna, la causa más frecuente son problemas funcionales de la columna que obligan al músculo a trabajar más de la cuenta durante mucho tiempo (por ejemplo ver “rectificación de la lordosis cervical”) o también por mecanismos reflejos (por ejemplo en un síndrome facetario, la irritación de las articulaciones facetarias activa un reflejo neurológico que causa un espasmo de los músculos multifidus entre otros). En este caso las contracturas son repetitivas y persistentes, afectando a los músculos asociados a la zona de la columna que las general. No es tampoco desdeñable la contractura debida a Trastornos de Ansiedad.

Grupos Musculares

De manera que, estas contracturas no desaparecerán hasta que no se corrija la causa funcional en la columna o el trastorno psicológico que las mantiene. Si tratáramos sólo la musculatura o sus síntomas, sólo tendríamos mejoras parciales y por poco tiempo, ya que la causa que lo origina persiste. A medida que pasara el tiempo sin corregir la causa, se irían cronificando esas contracturas siendo más difícil de obtener una recuperación completa y permanente.

Es recomendable evitar la automedicación, que se produce muy frecuentemente por pensar que se trata de un problema banal o pasajero y debe acudirse a un reumatólogo para un correcto diagnóstico diferencial.

Algunas contracturas ocultan un Síndrome de Dolor Miofascial, que debe investigarse por el hallazgo de los llamados "Puntos Gatillo" (no confundir con los puntos sensibles de la Fibromialgia). Las infiltraciones subcutáneas con anestésicos pueden ser eficaces en algunos casos de Síndrome de Dolor Miofascial.

Desde hace un tiempo, se utilizan en casos rebeldes, infiltraciones con Toxina Botulínica para aliviar las contracturas. En todo caso, debe considerarse un tratamiento experimental y de eficacia no comprobada.

 

 
Copyright © 1999-2014 . Institut Ferran de Reumatología, S.L. Última Modificación : 30/12/2013